¿De dónde viene el ADN de los Chilenos?

Históricamente la humanidad ha vivido procesos de movilidad y desplazamiento, guiados por la necesidad de encontrar mejores condiciones de vida y habitabilidad, situación que se ha replicado igualmente en la historia de Chile.




Los chilenos tenemos ADN amerindio, y también somos en parte europeos y africanos, según han concluido al menos tres estudios realizados por distintos grupos de investigación nacionales. Uno de estos estudios es parte del proyecto Chilegenómico (http://www.chilegenomico.cl/), que ha entregado información respecto de la ascendencia de la población general en distintos puntos del país.


Un ejercicio que se desprende de la investigación mencionada es la de evaluar tu ascendencia de acuerdo a los 4 apellidos de tus padres. Resulta lógico pensar que mientras más apellidos de origen amerindio tengas mayor será tu porcentaje de ascendencia, y esto es cierto. Con 4 apellidos el porcentaje es 99%, con 2 o 3, 74-75%, con uno es de un 62%. Lo que llama la atención es que si tienes 0 apellidos amerindios igual se tiene un 47% de ascendencia en promedio.


Ya en el 2015 esta información se transmitía en los medios de comunicación tradicionales, “En promedio los chilenos tenemos 53% de genes europeos, 45% de amerindios y 2% a 3% de origen africano”, comentaba una investigadora del programa señalado, que estudió a 3.200 chilenos y que incluso indaga la genética por grupos socioeconómicos. Las diferencias entre niveles socioeconómicos existen pero son relativamente pequeñas, de entre un 40% en altos a 54,7%. Estos porcentajes serían resultados de sucesivas oleadas migratorias, siendo la más importante la ocurrida hace unos 500 años aproximadamente. La investigadora señaló incluso en esa oportunidad al mestizaje como un proceso positivo porque genera diversidad genética. “El patrimonio biológico de una población es todavía de mejor calidad mientras más variable sea, porque mientras más variabilidad genética haya en una población está mejor preparada para adaptarse a cambios de cualquier tipo”, explicó.(https://www.latercera.com/noticia/el-origen-del-adn-de-los-chilenos/)



Esta información contrasta significativamente con lo que se evidencia en la opinión pública general. Así lo expresan cifras del Informe Latinobarómetro realizado en el año 2011, el cual da cuentas sobre la percepción racial de las y los chilenos, los cuales al ser consultados a qué “raza” pertenecen afirmaron lo siguiente: 59% se declara blanco/a, 25% mestizo/a, 8% indígena, 0% negro/a. Más en detalle, el informe anual del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) del año 2017, arrojó datos que por algunos medios de comunicación fueron calificados como de “bastante preocupantes”, como que el 71,3% de los chilenos/as se muestra de acuerdo con la afirmación: “con la llegada de inmigrantes a Chile hay mayor mezcla de razas” (https://www.eldesconcierto.cl/2019/08/17/discriminacion-y-racismo-en-chile-imaginarios-de-una-identidad-blanqueada/ ).


El Estado chileno ha ratificado diferentes instrumentos internacionales que buscan el reconocimiento de derechos para los pueblos originarios y los migrantes. Sin embargo, aún existen múltiples espacios donde emerge el racismo y la discriminación. La Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y formas Conexas de Intolerancia, la Declaración de Derechos de Pueblos Indígenas de la Asamblea General de Naciones Unidas, el Pacto Internacional de derechos Económicos, Sociales y Culturales, el

Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo OIT, entre otros, reconocen una serie de derechos.



Este tema ha tomado una mayor relevancia recientemente debido a los hechos de violencia vividos en el extranjero, como el asesinato de George Floyd, o en nuestro propio territorio, como es el asesinato de Alejandro Treuquil. https://ciperchile.cl/2020/06/20/racismo-estructural-en-chile-expresiones-institucionales-de-la-discriminacion-contra-los-pueblos-indigenas/. Más allá de los análisis sobre los orígenes, las partes e instituciones implicadas, se hace notar la necesidad de transmitir la información científica hacia la población con el fin de disminuir la desinformación y las conductas discriminatorias.


Lamentablemente no existen en la actualidad disponibilidad de test para evaluar la ascendencia específica de la población chilena.


En Tu Genetista queremos contribuir al cambio de percepción de la noción de etnia y ascendencia, en lo particular amerindia, que tenemos los Chilenos.



132 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo