Espina Bífida

El 21 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Espina Bífida en busca de concienciar a la población sobre esta enfermedad que es relativamente fácil de prevenir.


¿Qué es la Espina Bífida?


Defecto de nacimiento en el cual la médula espinal de un bebé no se desarrolla correctamente.


¿Hay distintos tipos de Espina Bífida?

Sí, hay tres tipos principales de espina bífida:​

  • Mielomeningocele: Este es el tipo de espina bífida más grave. Los bebés con este tipo de malformación tienen una parte de la médula espinal sobresaliendo por la espalda.

  • Meningocele: En este tipo de espina bífida, sobresale por la espalda del bebé una especie de bolsa llena de líquido que contiene las estructuras que rodean a la médula espinal.

  • Oculta: A veces se le llama “espina bífida escondida”. No hay una abertura en la espalda. La médula espinal y los nervios suelen ser normales y solo hay una pequeña anomalía en los huesos de la columna vertebral. Algunas otras tendrán una pequeña área con vello en la zona lumbar. No obstante, en algunas personas, la afección puede causar ​​​dolor de espalda, debilidad en las piernas o problemas intestinales y de vejiga.

​¿Qué causa la espina bífida?


Aparentemente, tanto la genética como el medio ambiente tienen que ver.


  • Los padres de un niño con espina bífida corren un mayor riesgo de tener un segundo hijo con un defecto del tubo neural.

  • Algunas enfermedades del embarazo, como la diabetes, están asociadas con un mayor riesgo de tener bebés con esos defectos. Algunos medicamentos también aumentan el riesgo de defectos del tubo neural si se consumen durante el embarazo.

  • La falta de ácido fólico en la madre, un tipo de vitamina B, puede asociarse a la ocurrencia de defectos del tubo neural,

¿Hay tratamientos disponibles para la espina bífida?


Sí, hay tratamientos disponibles para la espina bífida tanto antes como después de que nazca el bebé.

  • Durante el embarazo, antes del nacimiento del bebé: Si se identifica la espina bífida durante el embarazo, en algunos casos es posible operar al bebé.

  • Después del nacimiento: Para bebés nacidos con mielomeningocele, se suele recomendar una operación para cerrar la espalda dentro de los dos primeros días de vida. Esta operación es necesaria para evitar infecciones peligrosas.

¿Cómo prevenir?


Se debe procurar que las mujeres en edad de procrear consuman una buena dosis de ácido fólico y mantengan este hábito durante el embarazo, para así evitar la malformación congénita del tubo neural del bebé.

¿Quieres saber más? Si necesitas más información sobre si tú o tu hijo se beneficiarían de una evaluación genética contáctanos en tugenetista.cl


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo